remedio-casero

¿En qué casos pueden someterse los jóvenes a una blefaroplastia?

Las personas entre 20 y 30 años que ya tienen exceso de piel y bolsas de grasa en los párpados sufren a causa de no contar con una imagen joven como la deseada y la que su entorno le da a entender que debería tener. Y en las mujeres, además, esto es un obstáculo para conseguir un maquillaje de ojos impactante, algo que también lleva a las personas de esta edad a realizar búsquedas como “blefaroplastia Madrid” en Internet, algo más habitual de personas a partir de los 35 años.

¿Qué puede causar la necesidad de blefaroplastia en los jóvenes?

Entre muchos otros motivos, la genética puede causar la aparición de signos de envejecimiento antes de la edad habitual. ¿Qué pasa cuando uno es todavía joven, lo que significa que debería disfrutar de la juventud? Una mirada más pesada, con los párpados caídos puede ser el resultado de una herencia genética que afecta por igual a hombres y mujeres antes de los 30 años, cuando los signos visibles comienzan a molestar. Y los jóvenes son más descuidados con la exposición al sol, que favorece el envejecimiento en la zona.

Pero ¿la blefaroplastia puede hacerse tan pronto?

La indicación quirúrgica de la blefaroplastia es a partir de los 18 años, pese a que se aconseja esperar a los 35 en adelante. Esto es así porque hasta esta edad aproximada, los párpados pueden caerse o aumentar el tamaño de las bolsas, por lo que, después de operar, el paciente podría volver a sufrir estos signos. Y, hecha en el momento adecuado, una blefaroplastia puede otorgar unos resultados de por vida.

Lo más importante, no obstante, es que el paciente esté bien informado acerca de los resultados reales del procedimiento. Debe gozar de buena salud y haber pasado unas pruebas para comprobar el estado del corazón. Así que, incluso en personas jóvenes, se debe realizar un diagnóstico a fondo para averiguar la verdadera necesidad de cirugía.

Del mismo modo, se analizarán las características de la piel, la influencia genética, la exposición al sol y otros factores que pueden haber llevado a sufrir estos signos de envejecimiento prematuro.

Julia

Julia

La gente sana vive un estilo de vida. No se trata de no tomar ciertos alimentos o de evitar algunas costumbres nocivas. Es más que eso. Estar sano es una cuestión de actitud, de moverse, de tener como objetivo nuestro bienestar físico y también mental. En este blog te ayudaré con consejos y trucos para que consigas esa meta. Y disfruta del camino. ¡No olvides compartir en redes sociales todo aquello que te parezca más útil o te sorprenda!
Julia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *