Qué tener en cuenta a la hora de comprar una silla para coche

Cuando viajamos en coche con un bebé, es muy importante que contemos con una silla adecuada para que vaya seguro. Además, hoy en día es fácil encontrar sillas de viaje en tiendas físicas y online por igual.

sillas de viaje en coche

Además de la seguridad del pequeño, que es lo más importante, también está en juego una sanción económica, que también conlleva la pérdida de hasta 3 puntos del carnet.

Pero la decisión de compra de una silla para bebés no es tan sencillo como pueda sonar en un principio, pues hay que tener en cuenta una serie de consideraciones.

Características del niño

A la hora de hacer la elección, debes tener en cuenta el peso y la altura del niño que viajará en la silla. La ley dice que los menores que midan menos de 135 centímetros deben utilizar obligatoriamente dispositivos homologados.

¿Asientos delanteros, o traseros?

Los niños y niñas menores de 12 años no pueden viajar en el asiento delantero del coche, a no ser, claro está, que lo hagan en un dispositivo homologado. Si vas a poner la silla de coche en el asiento del copiloto, en el sentido contrario a la marcha, ten en cuenta que deberías desconectar el airbag, pues podría atrapar al pequeño en caso de accidente.

Por lo demás, si los menores de 12 años van a viajar detrás, deben llevar siempre un dispositivo de retención si miden menos de 135 centímetros, como hemos comentado más arriba. Pero nunca está de más insistir.

El sistema ISOFIX

Se trata de uno de los métodos de anclaje más seguros en la actualidad. Por ello, la mayoría de personas que compran un coche nuevo y necesitan emplear sistemas de retención infantil ya piden que traigan de serie el sistema ISOFIX, pues parece ser el más seguro de todos. Permite anclar la silla del bebé empleando tres puntos, lo cual evita que el asiento se coloque mal o que se mueva con el vaivén del coche.

Sin embargo, ten en cuenta, también, que con el tiempo no te quedará más remedio que cambiar la silla, puesto que tu hijo va a crecer. Así que haz los cálculos de lo que quieres y puedes gastar.