Preguntas frecuentes sobre la amniocentesis

Muchas personas se preguntan a menudo qué es la amniocentesis y si deben realizarla estando embarazadas. Debido al aluvión de cuestiones que indagan tanto en internet como en las clínicas de fertilidad Barcelona, o en la ciudad en la que vivas, hemos querido responder a unas preguntas frecuentes sobre la amniocentesis.

¿Qué es la amniocentesis?

Antes de nada hay que entender que el bebé se desarrolla y crece rodeado de un líquido llamado líquido amniótico. Este líquido permite que el feto se mueva dentro del útero con comodidad. El líquido está compuesto de componentes y nutrientes necesarios para el crecimiento del bebé pero también de células desprendidas de su cuerpo.

Dicho esto, la amniocentesis es una prueba prenatal (antes de que nazca el bebé) en la que se extrae líquido amniótico mediante una punción a través de la barriga de la mujer. Se extraen unos 20 mililitros con una aguja delgada en un procedimiento que dura entre 20 y 30 minutos.

¿Cuándo se realiza la amniocentesis?

amniocentesis prueba

La última palabra la tiene el médico, que es quien decide el momento oportuno para realizar la amniocentesis. Es vital descartar posibles riesgos para el feto pero normalmente se solicita esta prueba a mujeres mayores de los 35 años.

A partir de esta edad aumenta el riesgo del feto en padecer algún tipo de anomalía cromosómica. También se solicita esta prueba cuando hay antecedentes en la familia ya que aumentan las probabilidades. Sin embargo, por lo general se realiza la amniocentesis entre las quince y las dieciocho semanas tras el último período menstrual.

¿Duele hacerse una amniocentesis?

La prueba suele ser indolora, si bien diversos factores como el umbral de dolor que fija cada persona o el estado de nerviosismo en ese momento influyen en que pueda doler más o menos.

Aún así, según diversos estudios realizados a mujeres tras someterse a una amniocentesis el resultado es que la pruebe duele menos de lo que en principio aparenta y se vende.

¿Reposo absoluto tras la amniocentesis?

Hay un mito en torno a esta creencia de que tras la amniocentesis la mujer se pasa semanas encamada sin poder moverse bajo riesgo de perder el feto. Hoy en día, las madres pueden volver con tranquilidad a su vida cotidiana en apenas 48 horas después de realizarse la prueba.