beneficios masajistas en barcelona
Salud

Beneficios para la salud de los masajes

beneficios masajistas en barcelona

Imagínate tumbado sobre una camillas en la consulta del mejor centro de masajistas en Barcelona. ¿Verdad que ya solo con eso te sientes más relajado? La verdad es que el poder de los masajes sobre la salud es espectacular y en este artículo queremos aprovechar para explicar todos los beneficios que pueden reportar a nuestro bienestar.

¿Qué provocan los masajes sobre nuestro cuerpo?

El masaje es conocido por aumentar la circulación de la sangre y el flujo de linfa. El efecto mecánico directo de la presión manual aplicada rítmicamente y el movimiento utilizado en el masaje puede aumentar drásticamente la velocidad del flujo sanguíneo. Además, la estimulación de los receptores nerviosos hace que los vasos sanguíneos (por acción refleja) se dilaten, lo que también facilita la circulación de la sangre.

La linfa no circula como lo hace la sangre, por lo que su movimiento depende en gran parte del efecto de compresión de las contracciones musculares. En consecuencia, las personas inactivas no pueden estimular el flujo linfático, pero los masajes pueden facilitar su movimiento. Con esta actividad, las células individuales del cuerpo pueden recibir nutrientes y oxígeno y limpiar sus desechos y toxinas. Por lo tanto, es fácil entender por qué la buena circulación es tan importante para todo el cuerpo.

¿Y nada más?

¡Mucho más! La lista de los beneficios de los masajes sobre el cuerpo es casi interminable, ya que se pueden utilizar como tratamiento para un sinfín de dolencias. Pero como no podemos citarlas todas, nos quedamos con las más llamativas:

– Causa cambios en la sangre. La capacidad de oxígeno de la sangre puede aumentar un 10-15% después de un masaje.

– Afecta los músculos de todo el cuerpo. El masaje puede ayudar a relajar los músculos contraídos y puede estimular los músculos débiles y flácidos. Este «equilibrio» muscular puede ayudar a la postura y promover un movimiento más eficiente. El masaje no aumenta directamente la fuerza muscular, pero puede acelerar la recuperación de la fatiga que ocurre después del ejercicio, lo que a la larga fortalece los músculos y mejora el acondicionamiento. El masaje también proporciona una suave acción de estiramiento tanto a los músculos como a los tejidos conectivos que rodean y soportan los músculos y muchas otras partes del cuerpo, lo que ayuda a mantener estos tejidos elásticos.

– Aumenta las secreciones y excreciones del cuerpo. Se ha demostrado un aumento en la producción de jugos gástricos, saliva y orina después del masaje. También hay una mayor excreción de nitrógeno, fósforo inorgánico y cloruro de sodio (sal). Esto sugiere que la tasa metabólica (la utilización de material absorbido por las células del cuerpo) aumenta.

– Afecta el sistema nervioso. El masaje balancea el sistema nervioso al calmarlo o estimularlo, dependiendo de qué efecto necesita el individuo en el momento del masaje.

– Mejora la condición de la piel. El masaje mejora directamente la función de las glándulas sebáceas (aceite) y sudoríparas que mantienen la piel lubricada, limpia y enfriada. La piel dura e inflexible puede volverse más suave y flexible.

– Afecta los órganos internos. Al estimular indirectamente los nervios que suministran órganos internos, los vasos sanguíneos de estos órganos se dilatan y permiten un mayor suministro de sangre a ellos.

Conocer los efectos fisiológicos del masaje permite comprender mejor los beneficios para la salud y la condición física del masaje. Lo que ocurre bajo las manos de los masajistas tiene una gran importancia para quienes están interesados ​​en la salud y el acondicionamiento físico.